España, las putas y sus hijos

putask

España, las putas y sus hijos.

En España, tradicionalmente, han sido más famosos los hijos de las señoras de alterne que ellas mismas, a pesar de que la historia del insulto hace referencia siempre a sus madres cuando se les quiere calificar a ellos, y yo hoy quiero romper una lanza en defensa de las madres de los hijos de puta.

Cuentan que hace años Don Santiago Bernabéu regresaba en un avión de Iberia desde Alicante a Madrid, y unas jóvenes periodistas le reconocieron, hablaron con él y le pidieron un autógrafo. Al presentarse le dijeron que trabajaban en Televisión Española y el viejo, por hacer una gracieta les dijo: “ Me han dicho que aquello es una casa de putas”, a lo que ellas respondieron. “Eso era antes, ahora sólo quedan sus hijos”.

Yo creo que ésa es una historia que se repite en nuestro país, porque hay mucho aficionado a ser hijo de lo que sea, con lo que superan a sus progenitores en cuanto se hacen famosos, decisivos o se creen con poder.

Hoy hemos conocido la noticia de que el Tribunal Supremo ha confirmado dos sanciones de tres meses de suspensión de empleo impuestas, por faltas graves, a un guardia civil que entró, en horario de servicio, con uniforme y armado, en un club de alterne donde charló con las empleadas y se tomó unas copas, cuando su obligación – esto lo digo yo- habría sido comprobar si allí había alguno de sus vástago, y sancionarlo.

Lo de este guardia civil, siendo reprochable, forma parte de una tradición muy hispánica entre la gente que ostenta autoridad, entre otras razones porque además de que acreditan un cierto poderío algunos pagan los servicios con tarjetas de crédito a cargo del contribuyente.

Ahora bien, yo creo que la metáfora tiene más fuerza que los hechos probados y por esa razón una de las expresiones que más se utiliza en nuestro idioma es “hijodeputa”, aunque dada la riqueza de matices de nuestro idioma, según el tono en el que se emplee, puede ser un insulto o un gran elogio.

Independientemente del hecho real al que me estoy refiriendo, yo lamento que la gente que está cabreada se acuerde despectivamente de las madres de los que han confundido España con un prostíbulo de carretera.

Diego Armario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*