EVOLUCIÓN

facultad2

EVOLUCIÓN

Reducir algo no necesariamente conlleva depreciación o degradación de aquello que se minora. Si lo que se achica es el sueldo o la calidad de algo, está claro que no es recomendable ni aceptable. Empero, si la reducción conlleva la racionalización y/o mejora de algo, la crítica vendrá dada por la poca inclinación del ser humano a hacer cambios. El cambio asusta, nos enfrenta a la frustración que supone no poder controlarlo todo.

La Universidad española está necesitada de actualización –la vida misma lo hace constantemente–. Nada es igual a cómo era hace 50 años, sin ir más lejos. Pregunta: si se reducen las facultades, ¿se reducirá el número de profesores? A cada uno le preocupa lo suyo, lógico. Si bien, debería importarnos la calidad de la enseñanza…

Rosetta Forner ( La Razón )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*