Extraños Liberales

estrategia

Extraños Liberales.

Los gobiernos pueden albergar y albergan impulsos contradictorios. Como en el cuento de Borges, pueden ser a la vez traidores y héroes, y la confusión sobre su papel genuino puede ser perdurable.

Pensemos en nuestro país: ¿fue Felipe González socialista o liberal? La respuesta es: fue las dos cosas. Privatizó empresas públicas como nadie, pero también expandió considerablemente el gasto público redistributivo y machacó a los contribuyentes con subidas de impuestos. La única forma de entender esta conducta es perder la inocencia en el análisis de la economía política: los gobiernos no tienen como prioridad el bienestar general ni cumplir con los deseos de los ciudadanos. Su objetivo primordial son ellos mismos, es decir, maximizar su poder.

Carlos Rodríguez Braun ( La Razón )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*