Fantasmas

riverapo

Fantasmas.

Hoy sale que el Íbex presiona al PP para que deje gobernar a PSOE y Ciudadanos. No es verdad que tal presión exista. El Íbex como sujeto unitario, o como agente provocador, no existe, y en cualquier caso, no hay nada más alejado de la voluntad de pequeños y grandes empresarios que un gobierno presidido por Pedro Sánchez.

Va a ser un mes duro, como dijo hace unos días el presidente Rajoy. Un mes duro de medias verdades, de rumores interesados y de mentiras. Que Ciudadanos se preste a blanquear a un guerracivilista resentido como Pedro Sánchez da una idea, una idea más, de la inconsistencia política de Albert Rivera, y de su afán por mirarse todo el día en el espejo, muy superior a su interés por mirarnos a nosotros y ayudarnos en nuestro propósito de ser prósperos y libres.

No hay nada más alejado de la creación empresarial, ni de la creación de riqueza, que un gobierno en el que esté Pablo Iglesias o que esté presidido por Pedro Sánchez. No hay ni un solo empresario con dos dedos de frente que avale semejante disparate. Lo que hay es mucho relativista, y mucha propaganda.

Vienen tiempos de agitación, de agoreros y de fantasmas. Tiempos de hablar, hablar, y hablar por no estar callado. Ahora resulta que quien ganó las elecciones sacándonos de la terrible crisis, tiene que dejar gobernar a un Narciso ensimismado con 40 diputados, y a un revanchista de barriada como el iletrado de Pedro Sánchez, que obtuvo en diciembre el peor resultado de los socialistas en España.

No hay Íbex, ni empresario, ni ciudadano libre y aseado que pueda ser tan cretino de desearnos tanto mal, y si lo hubiera, háganme el inmenso favor de no hacerle caso.

Salvador Sostres ( ABC )

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*