Ni Felipe es facha, ni Julio maricón

JA06. JAƒN, 19/05/2011.- El expresidente del Gobierno Felipe Gonz‡lez durante su intervenci—n esta noche en el acto electoral de apoyo a la candidata a la alcald’a de JaŽn. EFE/JosŽ Manuel Pedrosa ESPA„A ELECCIONES MUNICIPALES

Ni Felipe es facha, ni Julio maricón

Durante la tempestad de estos días, que a ratos ha sido huracán y que aún perdura, algunos no han respetado ni siquiera a los viejos del lugar y han querido destrozar a exabruptos verbales o escritos en una pancarta, la fama de sus mayores.

Llamar fascista a Felipe González, como han hecho algunos de los que se congregaron ante la puerta de la sede del Psoe en Madrid este pasado fin de semana, es tan contradictorio como llamar maricón a Julio Iglesias  porque cada uno de ellos en su terreno ha acreditado el valor que algunos quieren sustraerle. 

A González, para algunos de los suyos, se le han ido los méritos que acreditó por el sumidero de la historia porque ha opinado en voz alta sobre la crisis de su partido y del dimitido, “malgré lui”,  Pedro Sánchez.

Me parece que para que algunos le perdonaran la vida debería estar viviendo en un apartamento y dando clases en la facultad de derecho o defendiendo a familias pobres desde su bufete de abogado, porque en este país no se perdona que alguien se haga rico sin robar,  y cuando lo consigue solo puede ser un facha.

Sé que con estas palabras estoy provocando a quienes  opinan que Felipe González debería guardar silencio sobre algunos asuntos,  y de poco me serviría argumentar a favor del derecho que le asiste a expresar en púbico sus ideas, porque cuando el odio es el placebo de la razón resulta difícil reconocer incluso lo que resulta evidente.

Yo solo abogo por la educación y las buenas formas con la gente que algún día hizo algún mérito que le reconoció la propia sociedad, porque si la moda es valorar lo nuevo y despreciar lo añejo andamos mal como sociedad.  

No olvidemos que de toda la vida de Dios, las sociedades han escuchado y a veces atendido, los consejos de los chamanes.

Sin distanciarnos tanto en el tiempo a mí me gusta recordar una frase que  Jack Nicholson  dice en la película  Chinatowm  al referirse a la buena o mala fama de la gente.

Los políticos, los edificios  y las putas se vuelven respetables si llegan a ser suficientemente viejos”.

La conclusión que saco es que tal vez Felipe Gonzalez, todavía no es demasiado mayor.

Diego Armario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*