FIDEL, DESDE EL CIELO

fidelcielol

FIDEL, DESDE EL CIELO

Si ayer mimmo me lo cuentan,
yo, compais, no me lo creo.
Ya tenía mis barruntos
de que había un Padre Eterno…
(Porque he sido comunista,
pero, como buen gallego,
tuve ciertas intuiciones
que guardé pa mis adentros).

Lo que a ustedes les sorprende
y hasta a mí me deja muerto
¡es que el menda, Fidel Castro,
les platique desde el Cielo!
Y es que he sido, no ya malo
ni peor… Tampoco pésimo.

Lo que he sido yo en el mundo,
no lo se lo he contado al médico
ni a Juan Pablo ni a Francisco
ni al mismísimo San Pedro.
Lo que he sido tiene nombres
tan cochinos y tan puercos
que no pueden pronunciarse
tras la bóveda del Cielo.

He matado a mucha gente,
me he quedado su dinero,
he tenido en la miseria
cinco décadas al Pueblo,
y he sembrado en mis paisanos
un desánimo tan denso
que han perdido hasta las ganas
de acordarse de mis muertos.

¡Allí veo a los cubanos
exiliados en el Cielo!
Voy derecho a saludarles
y a mostrarles mis respetos:
¡Compatriotas, sin rencores!
¡Sin inquina, compañeros!
¿Dónde vais con esas pintas?
Parecéis ropavejeros…
¿Dónde vais con esos trapos
y esos tristes muebles viejos?

–Hasta nunca, Comandante…
Nos marchamos al Infierno,
que estaremos como en vida…
¡pero sin tener que verlo!

Monsieur de Sans-Foy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*