EL FIN DE LA ESCAPADA

caballosx

EL FIN DE LA ESCAPADA

Alguien dijo que hace falta mucha más valentía para hacer frente a los amigos que a los enemigos. Trapero, el mayor de los Mossos, no ha demostrado esos arrestos para cumplir con su deber. Por el contrario, se ha comportado como un auténtico policía político al servicio exclusivo de la causa independentista, pisoteando el Estado de derecho y el respeto a la legalidad a la que un cargo como el suyo obliga especialmente. Trapero -como los representantes de Òmnium y la ANC- compareció ayer ante la Audiencia Nacional.

Sus explicaciones no convencieron. Y tendrá que volver a declarar en los próximos días, ya que la Fiscalía ha ampliado la querella por sedición tras recabar más pruebas. La Justicia a veces puede parecer lenta. Pero actúa, y con determinación. Es la garantía de nuestra convivencia. Pintan bastos para Trapero, quien sabe que violentar la ley no puede quedar impune.

El Mundo

viñeta de Linda Galmor