Fin primer acto

martinlu

Fin primer acto.

No se le podrá acusar de no habérselo peleado hasta el último minuto, pero de nada le ha servido al partido de Pedro Sánchez intentar movilizar en las horas previas a los alcaldes del «holding» de Podemos para ver si utilizándolos como moneda de cambio le torcía a Pablo Iglesias la ruta del GPS.

Tampoco le ha valido de mucho al secretario general de los socialistas volver a insistir en darle a la votación carácter de plebiscito. Su «O yo o la nada» no ha calado en absoluto, y a estas horas ya le cabe el triste honor de ser el primer candidato a una investidura que sale del Congreso de los Diputados igual que como entró hace tres días. Nada que no se hubiera escrito antes en decenas de artículos de opinión; nada que no se hubiera pronosticado a izquierdas y a derechas.

Ely del Valle ( La Razón )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*