FRACASO PÚBLICO EN CÁDIZ

hospitalz

FRACASO PÚBLICO EN CÁDIZ

En enero de 2009, el BOE publicaba un plan del Gobierno y la Junta por el Empleo para la Bahía de Cádiz. Ahora existe otro de ayudas europeas, Inversión Territorial Integrada, con oficina para sacar a la provincia del furgón de cola de las estadísticas.

Recordemos que Franco ya quiso dinamizar la provincia con iniciativas públicas apostando por el polo industrial de Algeciras y, de paso, intentar que las chimeneas consiguieran el efecto de gibraltareños ahumados. Se puso en marcha también una Zona Franca en el Puerto de Cádiz que dio pie a escándalos de corrupción, los cursos de formación de los empleados de Delphi costaron tantos millones como para haber becado a sus hijos en Harvard y los fondos pesqueros han financiado unas esculturas para rotondas Monumentos al Atún. Menos mal que, ante las últimas noticias en La Línea, nadie ha gritado “dinero público, dinero público”. Susana Díaz ha pedido más policías y guardias civiles, más fácil que hablar de abandono escolar en su comunidad.

Esta semana, un grupo de encapuchados consiguió sacar del hospital de La Línea a un narco herido en una persecución y, días después, rodearon con la cara cubierta a una juez en la calle. Alguien con el talento de Montero Glez puede escribir otra novela como aquella de Manteca Colorá, donde, entre aventuras de narquitos, aparecía el puticlub de Conil: “Garum, un sitio diferente donde relajar cuerpo y mente”.

En el Congreso, mientras, se recibía a un grupo que quiere un enfoque científico a las iniciativas legislativas, debates que huyan del sectarismo y aporten datos. En el caso de Cádiz, es la hora de probar otra estrategia distinta a los fondos públicos. No hace falta ser un gran investigador social para saber que la experiencia es la madre de la ciencia. Conocemos lo que no funciona. Y hay ejemplos maravillosos de lo que sí: Carbures, la escuela de pilotos de Jerez, el chef Ángel León, FitoPlancton Marino y, si quieren chocolate, Pancracio, legal y elegante.

Pero sería interesante saber cuánto sueldo público chupa de la supuesta miseria de Cádiz. Vivir del presupuesto y otros éxitos, que escribiera el gaditano Félix Bayón, siempre en la memoria.

Berta González  De Vega ( El Mundo )