EL GOLPE DEMOCRÁTICO DE RAJOY

rajoti

EL GOLPE DEMOCRÁTICO DE RAJOY

El previsible Rajoy sorprendió. A los primeros a los separatistas a quienes les ha congelado el guateque de celebración. Y, desde luego y sin una sola excepción, a todo opinador que en ese momento estaba en plena función. Nadie, que no estuviera en el secreto, lo esperaba pero entiendo que ha sido un golpe meditado, bien medido y bien guardado. Y en mi opinión inteligente, audaz y de un tremendo impacto.

La convocatoria inmediata de elecciones autonómicas, al mismo tiempo que el anuncio de las medidas amparadas por el 155 de cese de Presidente, Vice, consejeros y altos cargos de la Generalitat, es un golpe democrático magistral, que cementa de manera diáfana y, que da total solidez argumental al objetivo de su aplicación : el rescate de Cataluña y de la ley del secuestro organizado y esperpéntico del secesionismo. Contra el golpe de estado a la democracia: Democracia, urnas y elecciones de verdad. La decisión de Rajoy ha sido la mejor respuesta que se podía dar.

La salida a la esperpéntica pero gravísima situación creada por los emboscados diputados separatistas catalanes (¡que cobardes!) más alla de la necesaria aplicación del art 155 ha sido con este inmediato añadido electoral, impecable y que coloca al separatismo, que se quedó mudo y helado, ante todas y cada una de sus mentiras y contradicciones. Con un añadido: era el jueves mismo aquello que iba a hacer y no se atrevió el propio ex presidente Puigdemont y lo señalaba, acierto y desde la izquierda el honrado y sagaz Coscubiela.

La llamada a urnas el 21 de diciembre les rompe el relato, les deja sin su principal consigna y es el mas sencillo y claro mensaje y hecho de que lo que se pretende en Cataluña es reestablecer democracia y Constitución. Y eso se hace votando de verdad. El gimoteo separatista, el continuo mantra victimista es que ahora iban a llegar y ellos a sufrir y resistir los golpes y la represión. Y lo que se ponen son las urnas, con todas las de la ley, transparentes y con rigor y control. Lo que se devuelve es al pueblo su voz.

Esto es la almendra de la cuestión, el cuerpo esencial del discurso fácil de trasmitir y comprender por la población. Pero hay más. Por primera vez y desde hace mucho tiempo los constitucionalistas recuperar y comienzan a llevar la iniciativa. Porque las medidas aprobadas eran, por más que fuera desgraciado el tenerlas que aplicar, de obligada necesidad pero eran en reacción a la acción continua y desaforada de los sediciosos. Porque no valía tan solo con la condena de la atrocidad cometida que ha desbordado incluso a la inmensa mayoría representada por PP,PSOE y Cs, no es baladí que los sindicatos CC.OO y UGT se hayan sumado a ella como toda la sociedad civil casi al completo y hasta el extraviado Iglesias intentaba que no se notara hoy mucho su complicidad con la sedición y se ponía, ya no cuela Pablo, un ratito, la primera frase, careta de patriota ni un segundo, la careta de patriota español. Todo ello es prueba del tremendo rechazo del pueblo español al atropello de sus derechos y su dignidad. Todo ello bien, pero era necesario un revulsivo un objetivo, una salida. Y esa ha sido la convocatoria electoral.

Hay quien dice que es precipitado y que más tiempo. ¿Para que? ¿Para que se pudra más?. La realidad es evidente y los catalanes ya deben de saberla y actuar en consecuencia. El abismo al que les arrojan, tras haberles prometido el país de la leche y la miel, donde todos se pegarían por entrar y donde en realidad a quien los echan esa ellos de Europa y de donde las empresas salen a miles ya a todo correr. Un precipicio de pobreza, aislamiento y enfrentamiento entre si y contra el resto de españoles, UE y el mundo mundial.

Hay quien, como pega, asevera que el separatismo las va a boicotear. Pues no se yo si arrendarles las ganancias por ello. Porque ese boicot puede ser letal fundamentalmente para quien lo practique, que votar es un derecho pero desde luego no puede ser una imposición. Allá ellos si se meten en ese jardín. Que además a ver como lo van a explicar, a la opinión pública mundial, eso de que rechazan votar en urnas de verdad.

Estoy convencido, además, que el mundo y la UE van a aplaudir y apoyar – de hecho no parece descabellado pensar que algo de esto querían decir en alguno de sus mensajes- esta decisión de Gobierno español. Lo hacen además tras haber convertido en tan solo unas horas, a la presunta república de Cataluña en paría internacional, dándole por unanimidad un terrible sartenazo en sus delirios y con la puerta en las narices. Por no reconocerla, y esto puede ser más peligroso de lo que parece, no la ha reconocido ni Andorra, por cierto el único estado del mundo cuya lengua oficial es el catalán y donde a lo mejor el fin de su secreto bancario puede tener temblado a más de tres.

Antonio Pérez Henares