Hoy tampoco toca

amnistia

Hoy tampoco toca

Pablo Iglesias tiene mala suerte porque a veces la realidad le cambia el guión y le estropea el discurso.   El líder de Podemos se siente campeón cada vez que habla de futuribles porque sus promesas le resultan gratis, no le comprometen a nada y cuando le conviene, las cambia.

Actúa como si fuese el gran profeta del Apocalipsis, cuando se refiere a los males de la democracia existente en España y se presenta como el gran Mesías de la salvación cuando habla de lo que haría si gobierna, pero su gran problema aparece cuando tiene que mojarse en cuestiones reales, porque entonces calla y, por lo tanto, otorga.

Ayer, los partidos políticos españoles comprometidos con la defensa de la democracia y el respeto a los derechos humanos, aparcaron sus diferencias y firmaron un manifiesto a apoyo a la democracia en Venezuela, porque  el oficialismo chavista que ha perdido las elecciones,  intenta impedir que funcione la nueva mayoría parlamentaria.  Esa propuesta  le cambio el guión a Pablo Iglesias , le dejó desnudo, con el culo al aire y si nada con qué tapárselo, porque se negó a firmarla.

Podemos, y su jefe de filas, se ha quedado una vez más sin argumento, y eso le sucede cada vez que tienen que pasar de las musas al teatro de la vida real.  Aunque intentan inútilmente hacer desaparecer los vídeos de YouTube que más les comprometen , cuando se enfrentan al incomodo momento de tener que mojarse y criticar los excesos del gobierno de Maduro, guardan silencio, como si fuesen corderos.

Para Iglesias, Monedero y Errejón, que llenaron discursos de apoyo a los excesos de Chaves entonces y de Maduro después, es un anatema decir una sola palabra en apoyo de los que son reprimidos porque ellos simpatizan con los represores.

No seré yo quien le niegue  su derecho a que  cada uno  elija a sus compañeros y  referentes políticos, pero  conviene tenerlo en cuenta porque los dirigentes de Podemos quieren una España a imagen y semejanza de la Venezuela chavista.

Me consta que esto enerva a los seguidores del grupo político morado, porque existen demasiados pruebas documentales que lo acreditan y no les interesa que se recuerden, pero es bueno que los pueblos sepan que los corruptos no solo son los que roban, que lo son sin duda alguna. También son corruptos  los que mienten y ponen en riesgo nuestras libertades.

Diego Armario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*