Huele a elecciones

10394805_10206453735282685_1102078415753051597_n

Huele a elecciones.

Sánchez, descompuesto y sin novia. Iglesias le ha dicho que o boda en régimen gananciales, de poligamia nada, y que se deje de coplas.

Iglesias lo tiene claro. Gobierno de Podemos, con Sánchez de presidente-figurón o a elecciones. Que elija, le dice. Lo tiene por el cuello. Puesta en escena, hoy acorderada y mansa y de “será porque tu no quieras” más letal que anteriores chulerías. Seguridad, cálculo y campaña.
Vamos, que de amante nada, que o boda y en régimen de gananciales o que se vaya a rondar a otra. Que el es muy “decente” y de poligamia nada.

Sánchez descompuesto ante el ” son lentejas” de Iglesias. Su jugada es ahora la misma que la de sus a partir de ya, “enemigos Podemitas con los cuales se va a disputar la primegenitura ( las “lentejas”) de la izquierda a cara de perro, y no es otra que echar al otro la culpa de la ruptura y las culpas de que no hata gobierno de izquierda. Para el que por cierto no da la arítmética si no se cuenta con la abstención activa o ausencia migitorio de los separatistas . Huele elecciones.

Resulta, eso si, obsceno oír hablar ahora a Sánchez de vetos. El, vetador mayor del reino, que pretende envía a la tiniebla y al ostracismo a quien le ha ganado las elecciones con 1,7 millones de votos de distancia y 33 escaños más que los suyos.

Y Ciudadanos debiera comenzar a pensar que más le vale dejar de hacer el canelo con negociaciones preministeriales cuando entre ambos apenas si suman poco más de un tercio de la cámara y solo le están sirviendo Sánchez para sostener la pantomima y a ellos les pueden hacer fosfatina electoralmente si persisten en ponerse “estupendos” y en realidad aparecer como oferentes escuderos.

Antonio Pérez Henares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*