Huellas de Elefante

elefantñ

Huellas de Elefante

Indelebles. Pisadas grandes y profundas. Intentar borrar la financiación iraní de la que ha disfrutado Pablo Iglesias es como pretender tapar la luna con el dedo índice, o con el pulgar. Huellas de elefante. Reconocidas por el propio líder antisistema, antipatriota y neocomunista. No podemos olvidar lo inolvidable.

¿Nadie recuerda ya cuando el caudillo de la coleta confesaba públicamente haber sido contratado «por un Estado asesino» (sic)? ¿Nadie retiene en la memoria cuando en sus inocentes charletas universitarias anunciaba que no había otra alternativa a recibir ese sucio dinero «porque la política era así»? ¡Estremecedora aquella frialdad! ¡Reveladora esa forma de desnudar tan aviesas intenciones, tan maquiavélicos planes! ¡Y le está saliendo la jugada! De momento.

Alfonso Merlos ( La Razón )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*