John Wayne cruza el Rhin

trumdo

John Wayne cruza el Rhin

Perdonen que me suba al carro de la victoria de Trump (y de Putin, que lleva cuatro encadenadas). Tengo derecho a ello. Son muy pocos en España los que se han atrevido a desear (no tanto a pronosticar) la victoria de Trump frente a la política más borde, más falsa, más hipócrita, más tramposa, más mentirosa y más corrupta del establishment estadounidense. Y yo, junto a Juan Manuel de Prada, he sido uno de ellos. Esta vez les ha salido el tiro por la culata a los mandarines de las grandes corporaciones financieras que hace ocho años auparon a Obama a la presidencia del Imperio. Algo, por fin, se mueve en el mundo.

Terminó el buenismo, el multiculturalismo, el internacionalismo, la globalización económica, la corrección política, la demagogia izquierdista, los gorgoritos de doña Francisquita (el Papa bolivariano), el apoyo a los rebeldes yihadistas de Siria, el Tratado de Libre Comercio, la inmigración ilegal, el Welcome Refugees, la socialdemocracia y, probablemente, la Unión Europea. Que la Merkel vaya poniendo a remojo las barbas que no tiene y que Marine Le Pen, y con ella los valores de la República, vaya pensando en la mudanza al Elíseo.

Fernando Sánchez Dragó ( El Mundo )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*