JULIAN ASSANGE, UN TONTO A LAS TRES

assange

JULIAN ASSANGE, UN TONTO A LAS TRES

Hay gente que se ha hecho famosa por una u otra razón y en base a ese dato considera que está habilitada intelectualmente para opinar sobre cualquier asunto, por lejano o a tras mano que le pille.

Uno de estos es Julian Assange, un tipo que no sale de la embajada en la que está asilado no porque tema las consecuencias políticas o judiciales de haber filtrado a la prensa miles de documentos clasificados de los Estados Unidos, sino porque tiene pendiente un juicio por violación, y eso son palabras mayores que empañan la imagen  de guerrero del antifaz que algunos le han creado, porque ha puesto en jaque a varios gobiernos.

Como se decía en mis años en los que el periodismo consistía en dar noticias, “ lo cortés no quita lo Cabanillas”,  y no seré yo quien critique la filtración de datos secretos que ha hecho desde WikiLeaks , pero en tratándose de abusar de una mujer creo que no existe razón alguna para no bajarle, aunque sea a hostias, del pedestal en el que se ha subido.

Hablo hoy de este tipo porque Arturo Pérez Reverte le ha llamado, con razón gilipollas e ignorante a causa de un tuit que ha publicado en defensa del referendo ilegal que quieren hacer en día 1 en Cataluña Puigdemont y su banda, y lo ha acompañado con una foto de Tiananmen  en la que un ciudadanos chino se enfrenta a un tanque.

Tiene toda la razón el Académico de la lengua no solo en el argumento que utiliza sino también en los términos perfectamente descriptivos que emplea para definir a un tonto a las tres con pedigree.

El tema del referéndum  de cajas de cartón y listas de la compra de supermercado  para la independencia catalana, cada día cae más bajo y se salpica de aguas fecales, porque los personajes que salen a la palestra para apoyarlo son terroristas asesinos como Otegui o violadores como Assange.

Diego Armario