KEMPINSKI

hotelño

KEMPINSKI

La excusa, una manifestación sin manifestantes en los alrededores de la Puerta de Brandenburgo en Berlin. Los novios, cuatro gatos con banderas moradas y una pareja de mujeres con una pancarta a favor de la ETA. Los novios se habían alojado en el Hotel Kempinski y reflejaban en sus rostros la luz de la felicidad compartida. Si no recuerdo mal, existen dos hoteles Kempinski en Berlin. El Bristol y el Adlon.

El segundo es de cinco estrellas y el primero de cuatro. Se deduce, mediante la lógica, que los novios se alojaron en el de cinco estrellas, muy céntrico. Los expertos aseguran que en el Adlon Kempinski se duerme mejor que en Bristol Kempinski, si bien el restaurante del Bristol es superior al del Adlon. Una pareja de novios valora con más ardor la comodidad de la cama que el alarde gastronómico,…

Alfonso Ussía ( La Razón )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*