LA AGENDA DE LA ESTAFA DEL ” PROCÉS “

ventanax

LA AGENDA DE LA ESTAFA DEL ” PROCÉS ”

No sabemos si la agenda de Josep Maria Jové, ex mano derecha de Oriol Junqueras, es como el bolso de Mary Poppins, del que sale de todo, tal como advirtió el diputado Girauta. Lo que sí certifica es el absoluto desprecio a la verdad que se gastaron los líderes independentistas a la hora de perpetrar sus planes a sabiendas de que engañaban a la población. La principal revelación del cuaderno hallado por la Guardia Civil no es el delirante diseño de las “estructuras de Estado”, sino la constatación de que los promotores de la secesión mintieron a la sociedad catalana, a la que han abocado a la fractura social y el desastre económico. No sólo han estafado a los catalanes: se han mofado de su credulidad, los han enfrentado entre sí y los han empobrecido.

La Moleskine de Jové refleja el fraude del procés y lo hace, además, de la mano de quien está considerado uno de los arquitectos del referéndum ilegal. Por eso no es admisible aducir el carácter personal de las notas, tal como tratan de justificarse ahora algunos portavoces del independentismo. El documento permite concluir que la estrategia que condujo a la consulta ilegal fue obra de una trama organizada. Tanto que hasta los mossos recibieron móviles para no dejar rastro en las telecomunicaciones, una estratagema de extraordinaria gravedad.

En la urdimbre secesionista participaron Puigdemont, Junqueras y Romeva, además de Artur Mas y Jordi Turull, Marta Rovira y la propia Carme Forcadell. De hecho, Rovira diseñó con Forcadell el plan para violar las leyes del Parlament. La ex presidenta de la Cámara catalana no dudó en vulnerar la exigencia de neutralidada la que se debía por su cargo en aras de acelerar el proceso. Resulta pertinente, por tanto, que el juez Llarena amplíe la investigación del 1-O a las cúpulas de todos los partidos separatistas -incluida la CUP- y a los integrantes del organismo clave en los planes de secesión que refleja el documento incautado Enfocats.

Las notas de Jové revelan también las tensiones internas entre CDC y ERC, fruto de las contradicciones en la huida hacia adelante de dos tradicionales competidores, así como el papel central de Mas. El ex president instigó la quimera secesionista en 2012, movido por la necesidad de supervivencia de su partido. Pero su entorno se apartó de la organización del 1-O cuando faltaba un año al no poder capitalizarlo políticamente, entre reproches por el fracaso del 9-N. Un proceso por el que el Tribunal de Cuentas embargó ayer la casa de Mas en concepto de fianza.

La agenda manuscrita de quien fue estrecho colaborador de Junqueras está llamado a ser una pieza relevante en la investigación en curso. El Govern llevó al límite el enfrentamiento con el Estado pese a admitir en sus reuniones internas que la vía unilateral conduciría al fracaso. Esta flagrante irresponsabilidad debe llevar a sus impulsores a responder ante la Justicia. A todos, y por cada delito.

El Mundo