La aldea gala

gala1

La aldea gala

No todos los fenómenos políticos son complejos. El Brexit, sin ir más lejos, es el mero triunfo del egoísmo. El nacionalismo como respuesta al riesgo y la apertura. La vida es ese itinerario azaroso en que se lucha para evitar dos cosas igual de nocivas, lo peor y lo mejor. Porque lo mejor es a menudo enemigo de lo bueno.

Y el Brexit es ese estúpido triunfo de «lo mejor», entendido como un paraíso británico puro, sin inmigrantes, sufrimiento económico ni molesta solidaridad europea y que presenta una sola dificultad: no existe. Los paraísos, con tetas o sin ellas, no se dan en la tierra. Han vuelto los años treinta, el tiempo de los vendedores de milagros.

Cristina López Schlichting ( La Razón )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*