La amenaza de Podemos

rajoyno

La amenaza de Podemos.

Pedro Sánchez intentó ayer aquello en lo que todos sabíamos que iba a fracasar. Una vez constatado que no va a poder tomar el atajo de gobernar sin el Partido Popular, su única opción es sentarse y pactar con los partidos razonables, y ahorrarle al país la inmensa pérdida de tiempo de unas nuevas elecciones, que además dejarían un resultado que igualmente haría inevitable la gran coalición, con el agravante de un PSOE todavía más debilitado, y más crecida la extrema izquierda populista y totalitaria, valgan los tres pleonasmos.

Por mucho que ayer se esforzaran en despreciarse y en subrayar sus diferencias, quedó claro que se parecen mucho más de lo que creen y constituyen la única alianza sólida y deseable. Que un país que ha sufrido siete años de una crisis terrible todavía cuente con más de dos tercios de diputados dentro del sistema es una oportunidad política y cívica que debemos aprovechar para continuar con las imprescindibles reformas y asegurar la recuperación económica. El Gobierno, compartido. La presidencia, para Rajoy, porque ha ganado las elecciones y no podemos rebajar la democracia a un mero trámite.

Sería una demostración de madurez intelectual comparable a la Transición. Si entonces superamos el franquismo, hoy frenaríamos al populismo, que no es lo mismo, pero es igual. El pacto tendría mucho de higienizante en esta España demasiado acostumbrada últimamente a la histeria y a la chabacanería.

Los que piensen que la amenaza totalitaria de Podemos no merece un esfuerzo de entendimiento, que se pidan un whisky Ardbeg y que lo vuelvan a pensar.

Salvador Sostres ( Periodista Digital )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*