La brasileña de Granados

brasi

Si digo que me enternece Francisco Granados puede resultar equivoco, porque ese sentimiento de conmiseración no tiene que ver con que sea el Jefe de La Púnica, ni que que esté en la cárcel por habérselo llevado durante años ,crudo y calentito.

Lo que realmente me hace verle como un mediocre es que sea un inexperto en señoras.

Las grabaciones policiales que se le hicieron para comprobar con quién hablaba y cómo hacia amaños con su socio Majariza para robar a manos llenas, han descubierto una debilidad muy humana: tenía una amante impaciente e insaciable a la que mantenía. Como todos los horteras engominados

https://diegoarmario.wordpress.com/2015/07/30/la-brasilena-de-granados/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*