La caducidad de Podemos

podemosñ

La caducidad de Podemos.

La rapidez con la que caducan las propuestas de Podemos, como la negativa a negociar sobre ellas, son indicadores de que su objetivo no es conseguir que sus propuestas prosperen. No es un partido que se proponga influir para que se adopten las medidas políticas que lleva en su agenda. No hace política programática. Su estrategia no está al servicio de sus programas y propuestas, sino al revés: sus programas y propuestas son instrumentos al servicio de la estrategia con la que espera llegar al poder.

De hecho, es posible que su retirada preventiva de la negociación con el PSOE y C’s obedeciera al temor de que los socialistas, al menos, dieran el plácet a buena parte de los 20 puntos. ¿Con qué cara hubiera salido entonces Iglesias a rechazar tal grado de aceptación? Hasta los más entregados de sus votantes se extrañarían de que rompiera después de conseguir el sí a la mayoría de sus condiciones. Cuando la política se reduce a dos opciones, o todo o nada, es posible que se logre todo, pero también se puede acabar en nada.

Cristina Losada ( Libertad Digital )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*