La Comandante Aguirre

aguirre

La Comandante Aguirre.

No se parece en nada a la teniente O,Neill entre otras razones porque Demi Moore es más joven, más atractiva y le sienta mejor el pelo rapado que a Esperanza Aguirre la melena, pero en carácter puede que tengan alguna similitud porque ambas cuando ordenan, mandan y además entienden que su trabajo exige liderazgo.

En España nos sobran aficionados a la política y nos faltan líderes y así nos va, porque en este momento están cuestionados por sus propios partidos hasta los dirigentes que aspiran a gobernarnos.

La dimisión de Esperanza Aguirre en un momento en el que en ningún partido político nadie acostumbra a asumir responsabilidades por los casos de corrupción, ha pillado a contra pié hasta al mismísimo Mariano Rajoy que también está salpicado por el caso Bárcenas , al que le recomendaba fortaleza cuando comenzó a ser investigado.

Aquí nadie dimite ni aunque le pillen con las manos en la masa, y tampoco se asumen responsabilidades por haber permitido que gente de su entorno se haya corrompido.

Es cierto que hoy toca hablar de la corrupción en el PP, pero no hay razón para que saque pecho y presuma de honorable ningún otro partido político y mucho menos el PSOE, porque España hace tiempo que se parece a la Dinamarca de Hamlet.

Esperanza Aguirre ha asumido algún tipo de responsabilidad política porque hasta ayer ha presidido un partido regional investigado y bajo sospecha.algo que también sucede en Valencia y allí nadie da un paso atrás.

Yo creo que Aguirre quiere marcarle el camino a Rajoy, y de hecho ya insinuó hace semanas que su continuidad era un obstáculo para que el PP llegase a pactos de gobernabilidad.

El liderazgo y la presión se ejerce de varias formas, y una de ellas es la de poner en un compromiso a quien no se da por aludido.

El PP nesita desprenderse de morralla y refundarse.

Diego Armario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*