La corbata de Sánchez

estadode

La corbata de Sánchez.

No hacía falta ser profeta, ni hijo de profeta, para saber lo que iba a ocurrir con las negociaciones y futuros pactos. Los de Pedro Sánchez, claro. Primero abre la puerta a Podemos para cerrarla casi a la vez: motivos le sobran. Luego monta una reunión con Ciudadanos con muchas luces, cámaras y pasilleo. Reunión a diez: casi nada. Y todos dicen que hay buen entendimiento. Y «El País» añade que ése es el pacto favorito de los españoles. Pero… Rivera dice que hay que contar con el PP. Y Pedro se enroca. Sabe que contar con el PP es cederle la presidencia. Y presidente quiere ser él: no tiene alternativa. Y volvemos donde estábamos. Aunque tampoco del todo.

Sánchez quiere explicar ahora a Rajoy, ERC y Democracia y Libertad por qué no quiere contar con ellos.
Fernando Rayón ( La Razón )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*