La deformación de la izquierda

empresariok

Uno de los tristes signos de nuestros tiempos es, que hemos demonizado a los que producen, subsidiando a los que se rehúsan a producir y canonizado a los que se quejan…y así nos va.

Thomas Sowell

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*