LA DEMOCRACIA SON ELLOS

rodeak

LA DEMOCRACIA SON ELLOS

Va siendo hora de recordar a los neocomunistas, que están detrás de la movilización que cuestiona la legitimidad de la investidura, que su comportamiento es profundamente antidemocrático. ¿Qué quiere decir Alberto Garzón cuando siembra dudas sobre la democracia parlamentaria? ¿Qué es exactamente eso de que hay una «mayoría social» frente a la parlamentaria y que la votación del presidente será ilegítima? La respuesta no puede resultar más inquietante. Sólo existe democracia si ganan ellos.

De lo contrario, ya no vale este sistema que nos ha hecho progresar en los últimos cuarenta años como pocas veces en nuestra historia. Al menos, ahora lo sabemos: la extrema izquierda ya no se envuelve en disfraces de moderación. Lo que le gusta es el totalitarismo y el acoso a los representantes del pueblo en las Cortes; golpismo a la vieja usanza, pero que no suscita escándalo alguno en sus terminales mediáticas, sustentadas con el capital de la derecha, gracias a la permisividad cómplice del Gobierno del PP. Cada uno se suicida como quiere.

El Astrolabio ABC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*