La independencia eclipsada

10409205_10203888970597684_2307799967493183715_n

.- Eclipse separatista. Mayoria condicionada y tramposa en escaños. Plebiscito perdido en votos.

.- Triunfo de Ciudadanos. Batacazo podemita de “Coleta Morada” ahora Pablo “Menos dos escaños”

.- PSC salva algun mueble, el PP aún salva menos

El eclipse de luna alcanzó ayer al separatismo. Más y Junqueras no solo no han conseguido la mayoría absoluta, que ya tenían (71 escaños), sino que la han perdido (62 escaños). Ahora para sumar dependen de la CUP –sin ley, sin UE, sin euro, anarquía y desobediencia como declaración de principios- para llegar a los 72 en total. Dos menos que los que tenían juntos en el actual parlamento, 74.

Las matemáticas son implacables con Más . Comenzó con CIU y 72 escaños en 2010, perdió 12 en 2012, 50 escaños y ahora Convergencia solo tiene 30 de los suyos en el Parlament. ¡Sendero triunfal!. Pero los datos son igualmente crueles para los “sumados” Convergencia y ERC. Nunca desde el 1984 (77 escaños) habían dejado conseguir entre ambos la absoluta, con el pico de los 81 en el año 92. Con respecto a las pasadas han perdido en conjunto 9 escaños y un 5% de los votos.

Pero si se cuentan los votos en vez de los escaños es donde ya no cabe hablar de victoria pírrica sino de derrota sin paliativos. El separatismo ha perdido el plebiscito que pretendía como legitimación y que era su apuesta definitiva. Se ha quedado, a pesar de ventajismo, agitprop mediático del “régimen”, comienzo en Diada y finalización en “puente” en un 47,8% de los votos. No ha conseguido ni siquiera la mayoría de votos emitidos. Ni siquiera ha llegado a los dos millones de votos sobre un total de 5,5 de catalanes con derecho a ejercerlo. O sea, un exiguo 36,50% del censo. Y un elemento añadido y trascendental, Barcelona, tanto provincia como ciudad (58-42/ 55/45) por un amplio margen como Tarragona (51/49) han votado NO a la independencia mientras que las rurales Lerida y Gerona si lo han hecho mayoritariamente por el SI. ¿Tienen cada cual también “derecho a decidir”. El voto urbano en general ha sido mayoritariamente antiseparatista. La participación record ha sido la responsable. Sin ella hoy el escenario verdaderamente endiablado y mucho más preocupante. Los amordazados por el independentismo han hablado en las urnas y han resultado ser más que los que gritan. El separatismo-después de tan desaforada parafernalia- no solo se estanca, sino que retrocede.

http://blogs.periodistadigital.com/lamarea.php/2015/09/28/p374311#more374311

Viñeta de Juan Alonso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*