La intolerancia con los intolerantes, se paga muy caro

camaleon

Los españoles tienen muchos motivos para estas orgullosos de sus últimos 40 años, desde la muerte de Franco. Pero cometidos errores que han resultado a la postre fatales. Y han permitido que desaprensivos sin escrúpulos hayan resucitado los peores fantasmas de nuestra historia y con ellos toda la subcultura del resentimiento y el odio que hoy por desgracia vuelve a jugar un papel en nuestra vida cotidiana y política.

Cuando había sido superado en años de generosidad general y momentos de grandeza en los que parecía que España podía superar su anomalía histórica. No ha sido así. Y lo que yo llamo en mi libro «la mentira antifranquista» ha sido utilizada para estrangular el debate y callar al discrepante.

El revanchismo de cierta izquierda y la inanidad y cobardía de la sociedad en general y la derecha política en particular nos han vuelto a secuestrar un futuro de ansiada normalidad europea.

Hermann Tertsch ( ABC )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*