La mala suerte de la buena gente

german

Hay quienes dicen que existen razones para no creer en Dios, y basan su tesis en un argumento sencillo e incontestable : con frecuencia los ” hijosdeputaarrastrasosportodoslosdesiertos” son los que tienen más suerte y menor castigo, mientras que la gente buena padece todo tipo de desgracias .

El argumento de que los buenos serán premiados con la vida eterna no convence demasiado, porque para eso no solo hace falta tener fė sino mucha paciencia y la primera de estas dos virtudes es escasa y la segunda se agota pronto.

Como este artículo lo escribo para que lo lea todo tipo de gente estoy persuadido de que más del cincuenta por ciento me entenderán, porque todos hemos conocido o tenemos noticia de gente mala de solemnidad que siempre se libra de la suerte aciaga de los buenos o sencillamente normales, que son los que se quedan sin empleo, se les mueren los amigos y contemplar, con estupor, el triunfo de los profesionales del mal.

Ayer me contó un amigo común que el periodista vasco Germán Yanke continúa afectado por las consecuencias de un ictus que padeció hace dos años y me decía que seguro que recordaba a los buenos amigos y a los grandes y despreciables hijos de rabizas que le hicieron daño.

Yo entiendo algo de esto no solo porque también me he encontrado en la vida con personajes despreciables, sino porque en los últimos años en dos ocasiones he sufrido un ictus , y debe ser que esos días estaba de guardia un ángel bueno o, lo que es casi lo mismo, disfrutaba de asuntos propios el más baboso de todos ellos, porque no me ha quedado ninguna secuela. De Germán recuerdo su categoría, su estilo y su calidad como escritor, además de periodista.

También recuerdo cómo se atrevió a poner contra las cuerdas en Telemadrid a Esperanza Aguirre que era la jefa de aquella Television, y cómo ella no se lo perdonó y lo despidió , mientras que allī sigue como contertulio alguno de lo que posteriormente vetó a Yanke en otros medios cuando más lo necesitaba.

Yo espero y deseo que Germán Yanke regrese a ser el que era, porque gente buena y escritores de calidad no sobran en este país en el que hay overbooking de gentuza .

La verdad es que no sé por qué me ha dado hoy por escribir esto. Tal ve sea porque me revelo contra la mala suerte de la buena gente mientras que la gentuza sigue por ahí coleando. ( Diego Armario )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*