LA MARISCALA

adamili

LA MARISCALA.

Ha pasado de manifestar su desprecio a dos oficiales del Ejército por cumplir con la uniformidad en una feria de Barcelona, a ceder a una tal «Associació Cultural Vibrant» un espacio municipal destinado a albergar a los impulsores de las Fuerzas Armadas de Cataluña para la Independencia.

Cataluña ha sido más de mercaderes que de soldados en su historia local. No obstante, la alcaldesa de Barcelona, a la que ya le dicen «La Mariscala», quiere unas Fuerzas Armadas exclusivamente catalanas e independentistas. El proyecto es cautivador. Se establecerá el Servicio Militar Obligatorio, y no está del todo decidido si la pena de muerte por el delito de deserción.

Alfonso Ussía ( La Razón )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*