LA NOBLEZA

nobleza

LA NOBLEZA

El perraje se alegra siempre que un noble entra en decadencia y no porque especule con ninguna ganancia concreta sino porque no puede evitar que le saliven las glándulas del resentimento.

Pero la nobleza no termina en la decadencia, o en la desgracia, sino que en ella comienza. Cualquier imbécil puede contemplar su colección de óleos pero sólo algunos elegidos pueden arruinarse y asistir a su subasta sin perder la compostura, ni ese aire como encantado que destingue a las personas que realmente merecen la pena. La verdadera belleza la descubre el paso del tiempo como quien resigue el relieve de un mapa con la punta del dedo. La auténtica fe es tenerlo todo, perderlo todo y cuando ya no te queda nada, ni nadie, decir muy lentamente un Padre Nuestro.

Lo nuevo, la abundancia, lo que brilla, la espuma cuando todavía sube; el auge de los días mullidos y la corte de supuestos amigos que siempre rodea a quien reparte es de horteras y de levantados y de narcotraficantes.

La nobleza es un pliegue de piel usada y sabes que la tienes cuando la derrota te vuelve compasivo en lugar de cínico y entiendes la lección que subyace. Cuando la vida te pone a prueba emerge entonces la nobleza, la verdadera generosidad, la clase, la parte de ti que tira de la Humanidad para hacerla avanzar un poco más.

No te asustes si pierdes o caes, ni creas ante un mal paso, por terrible que sea, que ya todo se perdió, ni que tienen de repente alguna justificación la grosería o el pillaje. Sobre todo entonces, hazlo noble, hazlo bien. Es sólo la vida en busca tu alma, porque la euforia sin contornos tiene burdel de fondo, la fiebre de cuando las piezas se fuerzan para que encajen; y la abundancia son demasiados violines para una canción que fue escrita para susurrártela al oído.

Cuando más duro te golpeen, y más desesperado te sientas, recuerda que la nobleza necesita la derrota, la desolación, arrebatártelo todo para saber quién eres.

Salvador Sostres ( ABC )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*