LA OFENSA

perros4

LA OFENSA.

Es curioso que ahora, cuando se ha hecho del insulto y el escarnio anónimos un arma de destrucción masiva (demolición de reputaciones, honradez, nervios…), vivamos permanentemente instalados en la «cultura de la ofensa».

Es muy difícil, a veces imposible, pedir responsabilidades por las injurias, infamias, amenazas y vejaciones que se realizan de manera anónima a través de las redes sociales; sin embargo, resulta muy sencillo interponer quejas y demandar responsabilidades a personas que sí dan la cara en los medios de comunicación por asuntos incluso traídos por los pelos, absurdos y ridículos, sin ninguna base justa. Verbigracia, aparecer en televisión –especialmente si se trata de una cadena pública– exponiendo opiniones que pueden versar sobre los temas más ligeros y superficiales.

Ángela Vallvey ( La Razón )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*