LA POLÍTICA CÓNDON

condon

LA POLÍTICA CÓNDON

Sus señorías llegan con el preservativo puesto, no consuman de verdad, no vaya a ser que alguno o alguna se lleve un virus de más o de menos. Estamos en la fase del simulacro y la tontería. La primera sesión de control al Gobierno de verdad en realidad fue de mentira porque pareció un capítulo del extinto «Barrio Sésamo». Rufián con el condón en la boca, él sabrá porqué, banalizó el drama de una enfermedad que sigue llevando el estigma de los apestados.

El sida no es un chiste, pero ahora llaman humor negro a la barbarie o simplemente lo que antes era una pelea de chiquillos revoltosos. Lo de Rufián más que una anécdota se convirtió en un síntoma de un Parlamento que juega a la fiesta del pijama o a darse masajes con final feliz. Con esta oposición puede estar tranquilo el Gobierno.

Pedro Narváez ( La Razón )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*