La política de cortar cabezas

sincabeza

La política de cortar cabezas.

En los últimos años estamos asistiendo a un modo de hacer política dentro de los partidos –con el regocijo y la complicidad de los medios de comunicación–, totalmente destructivo para los dirigentes de los mismos, para el propio partido y para nuestro sistema democrático, y se produce cuando alguno de sus miembros deja de gozar del cobijo, la complicidad, el aprecio o la protección de la dirección de aquéllos, bien por causa presuntamente justificada bien por incomodidad para esos dirigentes, lo que le convierte en una pieza a abatir, ya sea en lo personal, en lo profesional, en lo político o en lo judicial.

A ello no escapa ninguna formación política, pero se hace más evidente y reiterativo en los partidos políticos que tienen mayor representación y consecuentemente mayor cuota de poder.

Ignacio González ( La Razón )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*