LA PORTAVOZ MARGARITA ROBLES

robles

LA PORTAVOZ MARGARITA ROBLES

No seré yo quien discuta si Pedro Sánchez acertó o no al designar a Margarita Robles como portavoz del PSOE. Hay que suponer que tiene el nivel de competencia requerido, cosa que parece contradecir la imagen exterior que proyecta. Con esto quiero decir que por muy buena voluntad que pusiera para resaltar alguna de sus virtudes, faltaría a la verdad si dijera que arrebata al público con su capacidad de expresión y de liderazgo. Vamos que cuando habla no es de las que entusiasman, sino más bien lo contrario: es tan cursi y redicha que produce rechazo.

Viene esto a cuento porque, cuando una buena parte de la ciudadanía está preocupada por la respuesta que van a dar las fuerzas políticas constitucionalistas al desafío independista catalán, la portavoz del PSOE sale diciendo que el Gobierno no tendrá un cheque en blanco de su partido. Y, lo que es peor, no se corta un pelo al señalar que su advertencia obedece a la falta de información sobre las medidas que piensa tomar el gobierno para impedir el referéndum.

Los buenos políticos suelen decir que la estrategia hay que mantenerla en secreto, pues si se pregona desvanecerá el efecto sorpresa y facilitará la respuesta del adversario. Esto me parece tan elemental que me resulta difícil admitir que no lo sepa la señora Robles. Así que esas urgencias de información o son una manera más de desgastar al gobierno, ya que tratan de hacerle ver a la ciudadanía la pasividad del gobierno, o son fruto de la ignorancia, o es una manera sibilina -también los secesionistas reclaman información sobre lo que piensa hacer el gobierno- de “colaborar” con los independentistas.

Ninguna de estas razones deja en buen lugar a la portavoz del PSOE, razón por la cual aun siendo portavoz y teniendo que hablar en nombre del partido hay ocasiones en que nada mejora el silencio.

José Manuel Otero Lastres ( ABC )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*