LA TABERNA DE PLATÓN

ponerñ

¿SOCIALISMO OBRERO ESPAÑOL?…¡MIERDA PURA!

-¡Uy lo que ha dicho el facha este!…exclamarán indignados algunos ajados compañeros y compañeras mientras se masturban mentalmente manoseándose el histórico y marchito capullo.
-¡Uy lo que ha dicho!..
-¡Pues si! y si lo dudan no tienen más que poner la tele y verse en ella…
-Pero no crean que esto es novedoso…¡Para nada!…En la IIª República, más de lo mismo…¡más mierda!…

-Cuatro líderes, burgueses, serviles y cobardes que en vez de defender los derechos de una sociedad progresista aunque mínima, se plegaron al acoso de partidos más radicales, encarnados por el anarquismo y el comunismo soviet…

-Y así le fue al partido, a la República y a la propia España…¡A la mierda!
-Durante la dictadura, escondidos por ahí fuera, domesticados y a la espera de que el dictador muriera, mientras otros con más valor se enfrentaron al régimen aquí dentro…¡Mierda!

-En el 74 volvieron marxistas de Suresnes los cachorros con la momia de Llopis en procesión, hasta que al morir el dictador, se transfiguraron los nuevos mesías del socialismo español, con las máscaras de Isidoro y otros cuantos…¡Eso si! con la pasta que el social demócrata Willy Brand les enviaba en maletas correligionarias.

-Por fin en el 82, los nuevos marxistas de chaqueta de pana con coderas, irrumpen en la escena política como salvadores heroicos del obreraje español…¡pero bien!…a lo poco abandonan la incomodidad burguesa de ser marxista y montan alguna que otra pirula como aquella de “entrada no”…o lo de la cal viva…¡Sigue la mierda!

-De los “cien años de honradez” nada queda y al final, ya empezando a gordear, Isidoro deja el duro banco de la política para acomodar su culo en consejos de administración, poco marxistas por cierto…
-Se pone en marcha la sucesión y de las relaciones incestuosas de la cúpula del partido, ve la luz el engendro

Zapatero en un proceso de endogamia obscena…¡Más mierda!
-Pero no toda la posible…
-¡Ya verán si sale Sánchez!

viñeta y texto de: Agustín Muro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*