LA TABERNA DE PLATÓN

raices

¿ BLANES PAGA TRAIDORES ?

-Lo malo de este tal José Miguel Lupiañez Zapata (que no “Miquel Lupiañez i Zapata”) no es que haya traicionado sus raíces haciéndose repudiable para la sangre alpujarreña; lo peor es que un individuo de esa calaña ha de ser “desconfiable” hasta para los suyos de ahora.

-El que traiciona y se vuelve acomodaticio por intereses bastardos no es de fiar…El lacayo que clama a voz en grito las “glorias de su señor” y denigra la del “enemigo” tratando de ocultar su propio “origen enemigo” es simplemente eso: un lacayo.

-Bueno sería que su pueblo natal Narila lo declarara non grato e “hijo gilipollas” de la localidad por renegar de sus raíces y a la vez Blanes lo considerara nefando por su condición traidora, vil y servil.

viñeta y texto de Agustín Muro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*