LA TABERNA DE PLATÓN

odiozx

ODIO NACIONALISTA.

-El nacionalista necesita odiar, si no su actitud no tiene soporte.
-Y cuando se odia se es miserable, cobarde, excluyente y felón entre otras cosas…Y el nacionalismo es todo eso.

-Nunca muestran la cara verdadera, son fuertes con el débil y temerosos con el fuerte…Nunca te vendrán de uno en uno…siempre se esconden en la manada y cubren su desnudez intelectual en una bandera que quieren distinta ya que son de naturaleza excluyente, o igualmente tratan de ocultar su ignominia con un uniforme al que no saben honrar.

-Y sobre todo son traicioneros y cobardes…Cuando se creen fuertes atruenan tambores de guerra pero en cuanto se sienten mínimamente acosados, enarbolan banderas blancas de paz y buscan mediación y pacto.

-Pero ¡ojo! que ya le advirtió don Vito a Maiquel: “Aquel que venga a proponerte intermediar, ese es el traidor”.
Y es que los nacionalistas son una mafia, en la que cada uno juega su papel y lo más notable es que los verdaderos capos se esconden en lo difuso del mundo de los negocios, la prensa, la cultura y la iglesia.

viñeta y texto de Agustín Muro