La Taberna de Platón

diputados

HISTÉRICOS, HISTRIÓNICOS, PATÉTICOS , RIDÍCULOS…Y GRAVOSOS.
-Un histérico manifiesta sus sentimientos o emociones de forma descontrolada; suelen caer en el histrionismo cuando sobre actúan y al final resultan patéticos por lo ridículos.
-Aplicar estos calificativos a parlamentarios suena duro, pero no hay más que ver la tele y reparar en el comportamiento de esos muchachos que van al Congreso a intentar dejar claro que “su reino no es de ese mundo”
-¡Vamos a ver señoritos pijorojizos!…ustedes dicen que no reconocen la representación de la Corona…Vale de acuerdo, pero habrá que recordarle al “doctor en ciencias políticas” que su propia representatividad procede del mandato constitucional de la que procede la del Rey…O sea que si el Rey no, el tampoco…¡so ceporro!…¿o ese día no fue usted a clase?
-Y otra cosa; además de todo lo dicho ustedes están resultando caros ya que han sido elegidos para hacer faena, no para hacer el idiota…¿o es que no saben hacer otra cosa?
-¡Que ya cansan, joder!

viñeta y texto de: Agustín Muro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*