LA TABERNA DE PLATÓN

cabo

VIRGOS FIDELIS

“26 de enero de 1939 las vanguardias del Ejército (nacional) entraron en Barcelona… las tropas de los generales Solchaga y Yagüe sin encontrar resistencia, bajaron hasta la plaza Catalunya, las Ramblas y la plaza Sant Jaume.

Pasado el desconcierto inicial, el ejército franquista fue recibido con entusiasmo, en los barrios céntricos, por un público mayoritariamente femenino” (La Vanguardia; hemeroteca. 26/01/2014).
-¡Ojo, Agustín!…eso lo publicó la Vanguardia, que no es que lo diga yo…
-¿A qué viene ese ejercicio narrativo Bernarda?

-Pues muy sencillo…la rancia burguesía catalana recibió al “ejercito liberador” con los brazos abiertos y sus lánguidas damiselas lo que abrieron fueron sus piernas…Allá fueron en los días posteriores, el jolgorio y las celebraciones en las casas principales donde se agasajaba a los “heroicos libertadores”

-Allí fue el ofrecimiento de los virgos fidelis a capitostes y aguerridos alféreces provisionales, como en las viejas ceremonias paganas de congratulación con los dioses y héroes de la guerra.

-Alguno de esos burguesones que ahora rondan los 78, pueden que tengan motivo añadido para odiar pelín más a todo lo llegado de fuera a Catalunya.

viñeta y texto: Agustín Muro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*