La Transición

transicion1

La Transición.

Hubo una vez una Guerra Civil, el próximo 18 de julio se cumplen 80 años. Una tragedia que nunca debió suceder porque ese tipo de cainismos dejan cicatrices que cuesta décadas restañar. Así lo ha señalado el filósofo Julián Marías, uno de los intelectuales más lúcidos y sensatos que ha tenido la España contemporánea, que sufrió en sus carnes la persecución, primero por parte de la derecha -en la posguerra bajo el franquismo- y luego por parte de la izquierda -en los años 80 con el felipismo-. Se refirió a los dos bandos con frase paradójica y certera: “Los justamente vencidos, los injustamente vencedores”.

En el esfuerzo de conciliación nacional de la Transición, los españoles dieron una lección de concordia al tratar de olvidar el pasado y construir el futuro. El resultado fue la más larga etapa de prosperidad económica y estabilidad política de la historia reciente.

Pero cuando ya nadie se acordaba de aquella guerra de los tiempos de Mari Castaña, un gobernante tan atolondrado como Zapatero se empeñó en imitar al doctor Frankenstein y comenzó a remover tumbas y fosas, y hacer revivir a monstruos y fantasmas.

En lugar de dedicarse a administrar nuestro dinero (¿no habíamos quedado en que para eso pagabámos a los políticos?), los socialistas se dedicaron a la ingeniería social metiéndose donde no les llamaban. Uno de esos jardines fue la Guerra Civil, con una Ley de Memoria Histórica que sólo ha servido para dividir a los españoles y envenenar la convivencia.

Quizá por eso, el establishment de lo históricamente correcto, dominado por la izquierda, no soporta a los autores que explican en qué consistió la II República y la Guerra, y no con tópicos ideológicos, sino con argumentos inapelables: cifras, datos, actas, fotos.

Uno de sus autores es Pío Moa, un señor que va por libre, ex comunista, polémico y nada complaciente, que no se casa con nadie ni le debe nada a nadie, que no sale en las teles, ni tiene el menor interés por hacerse el simpático. Pero que ha estudiado lo que pasó en 1931 y en 1936 dejando obras tan reveladoras como Los mitos de la Guerra Civil, cuyos datos no han podido ser rebatidos.

http://www.actuall.com/entrevista/democracia/pio-moa-llevamos-40-anos-embrutecimiento-la-falsificacion-la-historia/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*