Las amistades peligrosas

estadistask

Las amistades peligrosas

Lo decía estos días con enorme claridad Joaquín Leguina: «Entre un pánfilo y un traidor, lo peor es ser un indolente». La reflexión le viene como un anillo a medida a Pedro Sánchez. El hombre que fue aupado a la Secretaría General del PSOE con el apoyo de Felipe González y la andaluza Susana Díaz acaba su liderazgo precisamente con la fuerte oposición de estos dos pilares emblemáticos.

¿Qué ha pasado por la mente de este joven a quien todos elogiaban frente al carácter volcánico de su rival, Eduardo Madina? Varios factores son determinantes pero, sobre todo, un entorno que le ha llevado al «suicidio político», en palabras de muchos diputados socialistas que han vivido de cerca la agonía. Una guardia pretoriana insolvente, las crueles intrigas de Pablo Iglesias, que le ha manejado a su antojo,…

Pilar Ferrer ( La Razón )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*