Las españolas de Michelle Obama

isabel3

Las españolas de Michelle Obama

Vaya por delante mi simpatía hacia el matrimonio Obama. Creo que representan muchas cosas buenas de este siglo. Ello no es óbice para manifestar mi sorpresa ante el motivo por el cual nos ha visitado en esta ocasión la primera dama estadounidense. En España, la ecuación de la desigualdad no arroja un resultado peor que la de su país, al margen de los datos absolutos de cada uno.

Es más, la nuestra es una tierra donde desde hace muchísimo tiempo las niñas –como los niños– tienen la escolaridad plenamente garantizada y donde, como ella misma reconoció, hay muchas más mujeres en política que en EE.UU. Y si se quedase unos días, podría comprobar cuántas profesionales son jueces, fiscales, ministras, médicas… y tantas y tantas otras ocupaciones en las que ellas han adquirido máximo protagonismo.

No dudo de que a Michelle le mueve la mejor voluntad, pero, en la mayoría de ocasiones, la distancia solo ayuda a la distorsión de determinadas situaciones o a la prolongación de ciertos tópicos largamente superados. España no es Marruecos ni Liberia. España es un país luminoso del primer mundo, que sobrelleva como puede las contradicciones del desarrollo y del progreso, y donde las mujeres mandan mucho. Afortunadamente.

El Astrolabio ( ABC )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*