Las esteladas un escarnio para lerdos y cretinos

felipeym

Carlos Herrera sobre la finalidad de las esteladas: “Es un escarnio que sirve para el regocijo de lerdos como Mas y otros cretinos”

La «Estrellada», según quienes abusan de ella, es una bandera instrumental. Todas las banderas, según sean utilizadas, tienen algo de instrumentales, pero esta versión «revolucionaria» de la senyera catalana lo es al por mayor. Digamos que quienes la exhiben lo hacen como medio reivindicativo hasta lograr el sueño de llegar a la playa soñada del estado propio. Inmediatamente después, tal como aclaran, sería depositada en el Museo de la Independencia y pasarían a utilizar la de uso común, cuatribarrada sin estrellas ni chorradas. Así como en todo acto progre que se precie de tal nunca falta el tonto de la bandera republicana, en toda manifestación «cultural» o «deportiva» en el que estén involucrados catalanes siempre está presente la «Estrellada» de forma supuestamente espontánea.

A raíz de la prohibición de acceder al Vicente Calderón, en la próxima final de la Copa del Rey, portando la susodicha banderola, mucho se debate acerca del acierto de la medida. Las banderas, conviene precisar, no son en sí mismas ilegales: un particular puede exhibir el símbolo que prefiera, siempre que no esté expresamente prohibido, cual serían en algunos lugares los emblemas nazis. Una bandera no reconocida por la legalidad, es decir, amparada por el uso constitucional no puede ser colgada oficialmente en acto o dependencia pública.

Eso sí es ilegal. Que la maneje un paisano como pareo o como símbolo expresivo de su identidad política no tiene trascendencia delictiva. Puede ser una gilipollez, pero no un delito, vengo a decir. En Estados Unidos la bandera confederada es un elemento decorativo «vintage» que algunos jovenzuelos cuelgan de las paredes de su cuarto, lo cual no tiene trascendencia: el problema le sobrevendría al que quisiera colgarla del mástil de un ayuntamiento, cosa que le costaría un disgusto en proporciones norteamericanas, que suelen ser intensas. El uso de la anterior bandera oficial del Reino de España, la que porta el Águila de San Juan que algunos califican de «Aguilucho», puede ser motivo de crítica por lo que supone de reivindicación política, pero solo puede limitarse a ello.

http://www.periodistadigital.com/periodismo/prensa/2016/05/20/carlos-herrera-esteladas-escarnio-sirve-regocijo-lerdos-mas-cretinos-cataluna-colau-puigdemont-barcelona-abc.shtml

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*