LAS PIERNAS DE SANTI VILA

piernasv

LAS PIERNAS DE SANTI VILA

Continua la épica chapucera del independentismo. Su «Govern legítim», el mismo que declaró una República catalana sin estar «suficientemente» preparado, ha creado una web para informar de los actos de los fugados a Bélgica. Para ilustrar tal acontecimiento han utilizado una fotografía oficial tomada en la galería gótica del Palau de la Generalitat la noche del 1-O. Carles Puigdemont rodeado de todos sus consellers para valorar una jornada «histórica» antes incluso de que se conocieran los resultados sin garantías del «referéndum de autodeterminación». Entre sus ilustres miembros se encuentran las piernas de Santi Vila. Su cuerpo y cabeza dimitieron horas antes de que el Parlament proclamará la independencia, después de intentar que el entonces presidente convocara elecciones.

Han llegado al final de la farsa creyendo que se podían borrar de España como si utilizaran un simple programa informático. Sus aspiraciones construidas en el aire son las que han desaparecido como Vila. El nuevo traidor del «procés». Ni «mandato de las urnas» ni apoyo internacional ni la Unión Europea ha reconocido su República simbólica. La realidad es testaruda y ha desenmascarado una hoja de ruta diseñada como un mal experimento en un laboratorio clandestino.

Mintieron a los catalanes cuando el gran gurú, Artur Mas, gritaba en mitines de que ninguna empresa iba a abandonar Cataluña. O cuando se escudan en que no siguieron adelante para que no hubiera «muertos en las calles». La culpa siempre es del otro. «No somos independientes porque no hay una mayoría de catalanes que lo haya decidido», decía Joan Tardá. A esa «mayoría social» también pretendían suprimirla de forma unilateral.

Esta vez el photoshop les ha estropeado el relato.

Marisa Galler ( ABC )