Los ataques contra Rajoy

rajoylo

Los ataques contra Rajoy.

Es curioso comprobar la enorme generosidad que se ha tenido con Alberto Garzón y Pedro Sánchez. Lo normal tras el resultado del 20-D hubiera sido que dimitieran tras cosecha un resultado desastroso. No importa porque no existe la palabra dimitir, porque es un invento del algunos periodistas poco afectos a la verdad revelada del izquierdismo. En cambio, Rajoy ha sufrido una campaña implacable donde se le ha pedido que renunciara aunque había ganado las elecciones y se ha olvidado la situación que heredó en 2011. El presidente del Gobierno puede ser tildado de vago, incompetente, inmovilista, etc… porque “sale gratis total”. No importa el despropósito que digan o escriban algunos periodistas o columnistas porque les cae mucho mejor Rivera porque es más joven y enrollado. A lo mejor nos tendríamos que plantear la elección de un actor o actriz, porque dan mejor en las fotos y la televisión.

Con la llegada de un nuevo ciclo económico han irrumpido “expertos” que tenían muy claro lo se tendría que haber hecho, pero que no lo sabían en un momento en que bajaron los ingresos en más de 50.000 millones y subieron los gastos en pensiones en 20.000 y en desempleo en 15.000.

Los ingresos públicos en 2012 fueron de 391.000 millones y los gastos de 500.000. Un desequilibrio espectacular que no es responsabilidad de Rajoy. Los “listos” nacionales tenían soluciones mágicas para corregir esos enormes desequilibrios pero nos lo han contado cuatro años después y demuestran que debieron aprender economía en la “universidad” de Groenlandia.

Las reformas han dado buenos resultados y la economía, incluso en esta situación de provisionalidad política, está creciendo a un buen ritmo. Los mismos que son tan duros e implacables con Rajoy, que han pedido que se aparte o incluso que el PP apoyara al PSOE que perdió las elecciones, han sido y son muy suaves con Sánchez y están entregados a Rivera. Es alucinante. Las encuestas muestran que Rajoy sacará un resultado mejor, pero no importa porque los “listos” conocen a todos los posibles votantes y llegan a decir que será a pesar del candidato. Casi nunca dicen nada crítico sobre Sánchez y Rivera y cuando lo hacen es de una tibieza vergonzante. Todo vale para atacar al líder del PP. Han llegado a asegurar que ha protegido e impulsado de Pablo Iglesias y Podemos. Es hilarante, pero cualquier despropósito sirve en esta campaña de estigmatización donde la virulencia a veces es inquietante.

La Razón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*