Los axiomas periodísticos

manipulacion

Los axiomas periodísticos

Dice un viejo axioma periodístico que las buenas noticias solo venden en deportes. Que en el resto lo que pone al personal para comprar periódicos y subir los shares de las teles son las malas tirando a peores. No hay nada mejor que una catástrofe para agotar el papel.

Debe ser por ello digo yo, que cuando en España hay alguna buena noticia haya que buscarla, si se encuentra, en columna mínima y el pagina par y después de los titulares trasconejada al final de un telediario. Que sea motivo de comentario en una tertulia resulta ya un hecho milagroso y desde luego nada se sobreimpresiones en pantalla. En todo caso se le pide al de guardia de Podemos o algunos de sus partenarie de la suicidada IU para que glose la falsedad de su bondad acompañados de algún economista agorero que sigue rezongando porque no caímos en el embargo-rescate pero es capaz de aseverar que las cosas, aunque no lo parezca, van a mal y peor que se van a poner, y abandonemos toda esperanza.

Hay que buscar calamidades y gentes desesperadas. Que es muy cierto que no es nada difícil porque, para nuestra desdicha, abundan. Hay que pregonar que nada funciona, que como dice Almodóvar vivimos en las hambrunas de los años 50 (que lo ha dicho y nadie se ha atrevido a llamarle gili…. porque tiene un Oscar y es progre) y que este país, al que bajo ningún concepto hay que mentar con la palabra maldita de España es un desguace puro y duro. Donde supuestamente ni sanidad, ni educación, ni cobertura social ni nada de nada. Lo dicho, la hambruna de los 50.

Pues miren, no será noticia pero España es también un país donde un día 4 de enero a un paisano alcarreño que había ido a hacer leña a un robledal una rama le pegó en la cabeza y se quedó conmocionado y sin conocimiento en medio de los campos. Donde en menos de 20 minutos aterrizó un helicóptero del Sescam (Castilla-La Mancha) lo recogió y lo trasladó al 12 de Octubre de Madrid (un convenio recientemente firmado lo permite aunque sea de comunidades diferentes, que vaya estupidez era no poder hacerlo ) le atendieron y el hombre ya está para contarlo. Y eso es también la sanidad española, el maravilloso sistema de salud que tenemos, que salva vidas y en el que trabajan profesionales de primera que son envidia del mundo. Y eso es también España. Pero eso no es noticia. La noticia es un gilipuertas diciendo que hemos vuelto a los 50.
Antonio Pérez Henares.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*