LOS MALOS USOS

NAVES

LOS MALOS USOS

Volvamos a Cataluña. Es la cuestión más grave. Si es cierto todo lo que se cuenta, estamos ante una provocación inaceptable a manos de los sediciosos que han hecho saltar por los aires el Estado de Derecho en aquel lugar donde España se llama Cataluña. Tengo mis dudas de que tanta contención por parte del Gobierno central sea provechosa. Hace falta mayor clarividencia para explicar a gran parte de la sociedad catalana, a la que acompañan la buena voluntad y la mala información, que está siendo engañada y excluida de un debate honesto acerca de la realidad histórica, económica y democrática que les rodea. Son víctimas de aquellos usos perniciosos sobre los que escribió ya en el siglo XIX Wladimiro Piskorski.

Aquel ruso hispanófilo denunciaba a una oligarquía catalana opresiva, que abusaba de una población a la que redimió -gran sorpresa- Fernando el Católico gracias a la «Sentencia arbitral de Guadalupe». Una vez más, habrá que combatir esas prácticas nocivas, por las que una parte de la población es engañada para beneficio de unos pocos.

El Astrolabio abc

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*