LOS REYES REFLEJADOS

reyesycarmena

LOS REYES REFLEJADOS

Las alcaldesas populistas de Madrid y Barcelona corrieron ayer a abrazar a los Reyes después de haberles tratado de travestir y de eliminar. Se tomaron fotos con ellos y les saludaron.

Es la victoria sin premio que denuncia Chesterton. Los Reyes sin Nacimiento. Abrazar a los Reyes y prohibir los belenes. Recibir a los Reyes y esconder a Dios. Tal es el cinismo y el despropósito, la ignorancia, la brutalidad y la deshumanización.

Sin Dios, los Reyes sólo son folclore de centro comercial, compra compulsiva y sin sentido, todo aquello que la izquierda critica pero que es lo único que al final acaba dejando con su falta de espiritualidad y de transcendencia, con su cobardía laicista que todo lo vacía de contenido y de su dimensión cristiana y por lo tanto humana.

Sin Dios el hombre es carne amontonada, y sólo hay que ver el valor que le dan a la vida, a la libertad, al amor y a la muerte los agnósticos. Sólo hay que ver cómo los tratan. Sin Dios el hombre queda reducido a su utilidad y mortalidad intercambiables, y es normal que la izquierda se sienta cómoda en este contexto, porque si esto es un hombre -Primo Levi- es mucho más fácil pisotearlo, que es lo que se dedican a hacer los socialismos, desde el nacionalsocialismo al fascismo, hasta el estalinismo, pasado por todas las gradaciones y modalidades.

La explicación, estructura y funcionamiento de nuestras vidas es cristiano, sin la Cruz es imposible entender lo que somos y lo que hacemos, y sin sentimiento de culpa seríamos no más que bestias. Los Reyes sin el Nacimiento son monigotes disfrazados tal como el hombre sin Dios es un perecedero trozo de carne.

Los Reyes se reflejan en cada regalo que mi hija ha abierto esta mañana, porque cada noche y cada día de mi vida sigo la estrella polar para protegerla, educarla y quererla; y en su nacimiento estuvo el Nacimiento tal como yo me dejaría crucificar por ella, porque en mi yo padre está también el Padre. Esto es lo que somos, esto es lo que amamos, y es así como vivimos y perduramos.

Salvador Sostres ( ABC )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*