Luis Roldán sobre la corrupción: ” Hice lo que se hacía “

roldan

Luis Roldan sobre la corrupción: ” Hice lo que se hacía “.

Luis Roldán cuenta cómo fueron sus años de prisión, cómo fue su huida y por qué se corrompió. “Es evidente que fui condenado por una serie de delitos. Y sí, delinquí“, afirma. Malversación, cohecho, cinco delitos fiscales, fraude a Hacienda, estafa y falsedad documental. Eso sí, niega “absolutamente” que se hubiera llevado también dinero del Colegio de Huérfanos del Instituto Armado. “Fui investigado por ello; abrieron una investigación penal y quedó probado que no faltaba dinero y que yo no tenía participación alguna en la gestión del colegio”.

Por todo ello fue condenado a 31 años de prisión, aunque 20 efectivos, de los que cumplió 15 al redimir los 5 restantes por estudios y trabajo. “No tuve tercer grado, ni libertad condicional (…). Cumplí 10 años en régimen cerrado, en régimen de aislamiento. Me aplicaron la normativa FIES (Fichero Interno Especial Seguridad o Seguimiento). Comenzó Ciencias Políticas y de la Administración, pero no la terminó. “Me levantaba, me duchaba, limpiaba todo, fregaba el suelo con una fregona y luego me ponía a estudiar o leer. Tenía un pequeño televisor en la celda, pero no veía mucho la tele. Fundamentalmente, leía y escribía”, rememora.

Roldán se siente abandonado y chivo expiatorio desde el principio. Afirma haber pagado por sus delitos “como no ha pagado ningún otro“. Le “cuesta mucho dar nombres” porque, dice, no le desea “mal a nadie”, pero subraya que el trato que recibió fue “discriminatorio” y añade que “el que yo haya sido un chivo expiatorio no quiere decir que no hiciera todo lo que hice. Dicho esto, es evidente que fui un objeto, como una pelota de pimpón, entre PP y PSOE”.

En 1983, siendo delegado del Gobierno en Navarra, cobró por primera vez un sobresueldo en negro. “Seis millones de pesetas”. “¿Era una práctica habitual?”, le pregunta el entrevistador. “Sí, era una práctica habitual“, contesta. “¿Vivían, entonces, en una atmósfera general de corrupción?”Yo consideraba que ese sobresueldo era normal“, dice. Y reitera que “en esos momentos era la práctica habitual”.

Que él sepa, asegura, cobraban los jefes de la policía (“tenían 500.000 pesetas de libre disposición”), el gobernador civil de Madrid, el de Barcelona, los tres vascos y él. “Lo sé porque me lo han dicho. No fue probado, pero no tiene sentido que me pagaran a mí y no a los otros”. Y afirma tajante: es “imposible” que Felipe González permaneciera al margen. “La corrupción era y es estructural”.

Al principio era Rafael Vera el encargado de entregarle el dinero. Luego,Julián Sancristóbal, manifiesta. En total, ese dinero ascendió a “veintisiete millones de pesetas”. Luego, ya como director general de la Guardia Civil, obtuvo otro tanto por cobrar comisiones de obras en los cuarteles

Libertad Digital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*