Maduro huele a podrido

subiendo

Maduro huele a podrido.

Huele que apesta. Y lo esperpéntico es que aquí, en España, políticos que van de progres a los que se les llenará de nuevo la boca este 1 de Mayo, hablando de justicia, derechos humanos y solidaridad, siguen aplaudiendo sus tropelías y justificando sus crímenes.

Y no me refiero sólo a Iglesias y los de Podemos, obligados a agradecer los millones que les soltó el chavismo, sino también a Garzón de IU, a Rufián el de ERC y a sus cuates periféricos. Hoy no toca perder el tiempo con esa patulea. La pregunta, dentro y fuera de la maltratada Venezuela, es cuánto durará el incompetente Nicolás Maduro en el cargo.

Alfonso Rojo ( La Razón )

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*